Una persona que consume carnes en mal estado o contaminada, podría desarrollar una astenia o una cisticercosis.

Debido a las alarmas sociales debido a las carnes contaminadas por listeria en las últimas semanas, es necesario que las personas aprendan a identificar que una carne está contaminada para no consumirla.

El problema está, en que algunas veces, cuando una carne está contaminada por una bacteria, puede pasar desapercibida tanto en el aspecto como en el sabor. Consumir una carne contaminada es muy peligroso para la salud

Muchas veces cuando la carne no esta bien puede causarte lombrices en el estomago es por eso que las pastillas de Vermox están aquí para protegerte y que tu estomago se sienta mucho mejor en estos momentos.

Es posible que compres una carne y que la fecha de caducidad esté correctamente señalizada pero que igualmente la carne esté contaminada.

Consumir una carne contaminada es muy peligroso para la salud, tanto, que para algunas personas, sobre todo niños, ancianos y personas con un sistema inmune debilitado, puede llegar incluso, a ser mortal.

Normalmente, cuando una carne está en mal estado suele desprender mal olor y su aspecto tampoco será normal, por lo que serán tus propios sentidos los que te alerten de que esa carne debes desecharla cuanto antes porque no es apta para su consumo.

Una persona que consume carne en mal estado o contaminada, podría desarrollar una astenia o una cisticercosis en el cerebro u otro órgano vital…

La afección que se desarrolle después del consumo de la carne contaminada dependerá del parásito que se encuentre dentro de la carne y que la persona haya ingerido.

Señales de que una carne está contaminada

Normalmente, cuando la carne está en mal estado tiene una serie de señales que debes reconocer para poder evitar el consumo de ese alimento. Las señales más evidentes son las siguientes:

Desprende mal olor. Cuando la carne huele mal, debe tirarse inmediatamente. la bacteria Pseudomonasaeruginosaes es la que se encarga de que la carne huela mal y por tanto, no es apta para el consumo.

Recubrimiento viscoso y verdoso. Si una carne tiene un recubrimiento viscoso y verdoso no deberás consumirlo, ni tampoco limpiarla para comerlo después puesto que ya estará la carne intoxicada. ?

carnes contaminadas - Carnes contaminadas, ten cuidado

Moho

El moho es un causante del deterioro de los alimentos, el moho más común es el Aspergilluso Mucor, con capacidad para formar filamentos.

En cuanto un alimento o un tipo de carne tiene moho en la superficie es posible que haya penetrado en el interior del alimento y por lo tanto, que esté en mal estado y que no se pueda consumir.

Hay alimentos duros que si quitas la parte infectada (como el queso, las zanahorias…) puedes quitar esa parte y consumirlo, pero en otro tipos de alimentos blandos hay que desecharlo porque consumirlo puede poner en riesgo la salud del consumidor.

 

Un color mas oscura

Si la carne que consumes es roja y tiene un color más oscuro o está de un color rojo brillante es posible que no deba consumirse.

El oscurecimiento normalmente ocurre desde fuera hacia dentro porque es la parte que más se ha expuesto al aire y a la luz, ha hecho que la carne se ha oxidado.

Es necesario que una carne esté siempre en una temperatura óptima para que se conserve en buen estado.

Diferente color al natural

El color de la carne es principal para saber si la carne está contaminada o no. Aunque esté dentro de su fecha de caducidad quizá su color no sea el adecuado y por tanto no será apto para el consumo.

Si el color de la carne que consumes no es el color que presenta habitualmente, entonces no debes consumirlo.

Tómate el tiempo que necesites para inspeccionar cada detalle de la carne antes de consumirla. Nunca tomes riesgos innecesarios en el consumo de los alimentos que ingieres.

Tu salud es muy importante y un alimento o una carne en mal estado podría poner en riesgo seriamente tu salud e incluso, las consecuencias de haber tomado un alimento contaminado podrían causarte la muerte.

Más vale prevenir y asegurarte de que la carne que consumes está en buen estado y apto para su consumo.

Artículos recomendados