Cómo llevar una vida saludable

Chica con una vida saludable

Cuando se habla de consejos para lograr una vida saludable, viene a cuento una cita del pensador Chu Hui Weng, “si quieres evitar la enfermedad, come menos, si quieres alargar la vida, preocúpate menos”.

No obstante, desde un punto de vista médico, lograr una vida saludable puede identificarse con incorporar determinados hábitos que reducen los riesgos de sufrir muertes prematuras, como ocurre con las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o incluso el alzhéimer.

Aquí te damos más información de cómo llevar una vida saludable: 

¿Cómo lograr una vida saludable?

Mujer llevando una vida saludable

Importancia de la lactancia materna

En el caso de los bebés y las mujeres embarazadas, es muy importante la lactancia materna, que, además del aporte nutricional, supone para el bebé un aporte emocional e inmunológico.

La leche materna es más fácil de digerir y se trata de un fluido que cambia con las necesidades del pequeño. Contribuye al adecuado desarrollo maxilofacial y, si el bebé mama, está libre de gérmenes.

No fumar

Se trata de una acción con efectos casi inmediatos sobre la salud, reduciéndose, además, el riesgo de muerte prematura y favoreciendo que sanen los pulmones y el sistema circulatorio.

De lo contrario, según la Asociación Americana del Corazón, se tiene más riesgo de infarto, ictus, cáncer, coágulos, aneurismas y enfermedades coronarias si fumas.

Para este punto, puedes averiguar en Hot Sale México las ofertas en medicamentos que son auxiliares para dejar este horrible hábito.

Llevar una dieta saludable

En este sentido, se recomienda reducir el consumo, o no consumir, determinados alimentos, como son, las grasas saturadas que se utilizan en la elaboración de alimentos preparados o congelados y bollería industrial, la sal o el sodio y los azúcares añadidos.

También se recomienda reducir el consumo de alimentos con mucho colesterol.

Hacer ejercicio

El estar sano también depende del modo en que cada uno cuida su cuerpo. Por ello, mantener una vida activa y practicar ejercicio con regularidad, contribuye a mantener engrasada y en correcto funcionamiento la máquina del cuerpo, así llevarás una vida saludable. 

Esto resulta especialmente importante porque en la vida moderna se tiende al sedentarismo, especialmente en las ciudades.

Controlar el nivel de colesterol y la presión arterial

En el caso del colesterol, este no debe alcanzar niveles superiores a 200 mg. Si bien, puesto que el 75% del colesterol en sangre es producido por el organismo, existen personas que han de tener especial cuidado, porque su cuerpo produce demasiado LDL.

En el caso de la presión arterial, es especialmente peligrosa la tensión alta, para la que se recomienda, además de hacer ejercicio y evitar una dieta baja en sal, eliminar alcohol y tabaco.

Perder el sobrepeso

Cuando se habla de dieta, no solo debe entenderse el tipo de alimentos que conviene comer, sino que tradicionalmente también se hace referencia a la cantidad, que debe ser moderada.

Es importante tener en cuenta que la obesidad o el sobrepeso forman parte de los factores de riesgo de numerosas enfermedades, como las cardiovasculares o la diabetes. La masa corporal no debe superar 25, y si asciende a 30 deben tomarse medidas.

Adoptando estos hábitos, se reduce riesgo de enfermedades, podrás aliviarte del dolor de cabeza y, además, en caso de ser necesario, el médico puede prescribirnos la medicación adecuada.