Te dejamos una lista de lo que hay que saber de ciertas vitaminas como las liposolubles e hidrosolubles para una buena salud.

Vitaminas liposolubles e hidrosolubles

Vitaminas liposolubles e hidrosolubles - Esto debes saber de las vitaminas

Las vitaminas B y C son hidrosolubles y se desplazan por el cuerpo con más facilidad que las vitaminas liposolubles.

Las vitaminas hidrosolubles no se almacenan en el cuerpo; se necesita un suministro continuo de ellas en la dieta. Cuando se toman en exceso, las vitaminas hidrosolubles se eliminan del organismo a través de la orina.

Las vitaminas A, D, E y K, las vitaminas liposolubles, se unen a la grasa en el estómago y se almacenan en los tejidos grasos y en el hígado.

Estas vitaminas no se excretan fácilmente y, si se toman en exceso, pueden acumularse en el organismo y provocar efectos adversos no deseados y potencialmente peligrosos.

Antioxidantes

Antioxidantes - Esto debes saber de las vitaminas

Los antioxidantes son sustancias que pueden prevenir o retrasar algunos tipos de daño celular al contrarrestar los radicales libres, sustancias químicas que pueden dañar las células.

Algunos ejemplos de antioxidantes son las vitaminas A, C y E, el betacaroteno, el licopeno y el selenio.

A los antioxidantes se les atribuyen una serie de beneficios para la salud que van desde la reducción de los signos de envejecimiento hasta la prevención de ciertos tipos de cáncer y la enfermedad de Alzheimer.

Aunque los antioxidantes que se encuentran de forma natural en las frutas, las verduras y los cereales pueden ayudar a prevenir ciertas enfermedades, las investigaciones no han demostrado que las dosis elevadas de suplementos antioxidantes prevengan las enfermedades.

Los resultados de los ensayos clínicos son variados.

Vitamina A

Vitamina A - Esto debes saber de las vitaminas

Ampliamente conocida por su importancia para una buena visión, la vitamina A también contribuye al sistema inmunitario y es necesaria para un embarazo saludable.

La vitamina A puede proceder de fuentes vegetales y animales. Las fuentes vegetales incluyen las verduras de hoja verde y las frutas y verduras de color naranja y amarillo.

Las fuentes animales incluyen el hígado, el salmón y la leche entera.

La vitamina A también se añade a los cereales fortificados, forma parte de la mayoría del multivitaminas y está disponible como suplemento independiente.

También te puede interesar: Qué vitaminas naturales necesito

Artículos recomendados