Los cafeteros beben entre 2 y 4 tazas de café al día, y quién sabe cuánto té, bebidas energéticas y otras fuentes de cafeína además del café. Si tú eres parte de esta estadística de bebedores de café o té, con moderación, te recomendamos aprovechar las Starbucks promociones que el programa rewards tiene para ti. 

La cafeína es una sustancia psicoactiva, la más utilizada en el mundo. Millones de personas dependen de ella para despertarse y ponerse en marcha. La gente se ha acostumbrado mucho a la idea de que es un estímulo casual en nuestro día a día. Resulta que esta sustancia puede hacer cosas bastante locas en nuestros cuerpos.

Taza de cafe caliente - La cafeína en tu cuerpo

¿Qué le hace la cafeína al cuerpo?

La cafeína nos brinda energía

El aumento de energía es uno de los muchos efectos secundarios en el cuerpo. Sientes más energía debido a que la cafeína ayuda a la liberación de adrenalina. Lo que hace que el corazón lata más rápido y fuerte, liberando azúcar en el torrente sanguíneo. 

Mejora el uso de la energía

Como resultado del aumento del flujo sanguíneo, a medida que el corazón late más rápido, más sangre circula por el cuerpo y los pulmones, aumentando la oxigenación. Esto permite que los músculos funcionen de manera más eficiente y con menos esfuerzo. 

Esta sustancia también estimula el metabolismo, lo que significa que estás quemando calorías en reposo o en movimiento. Sin embargo, no asegura una gran pérdida de peso.

Te mantiene despierto y ayuda a la concentración

Tu cerebro produce una molécula llamada adenosina que ralentiza la actividad neuronal. Es el proceso natural que concilia el sueño o te adormece. Cuando tomas esa taza de café por la mañana, se bloquea la producción de adenosina. 

Otros efectos de la cafeína en el cerebro, es un facilitador de serotonina, dopamina y otros neurotransmisores. Estos ayudan al cerebro a hablar consigo mismo y acelerar la función cerebral. Esto mejora la concentración y la recuperación de la memoria.

Taza de cafe molido - La cafeína en tu cuerpo

La cafeína es como un laxante

Además del cerebro, afecta otros músculos, aumenta su actividad y acelera las contracciones en los intestinos. Esta sustancia también aumenta la producción de una hormona que estimula el colon.

Genera adicción y abstinencia

Desafortunadamente, a pesar de todos los efectos positivos de la cafeína en tu cuerpo, también hay algunos aspectos negativos. La dosis de café o bebidas con esta sustancia es la clave. Cualquier cosa, incluso el agua, puede hacerte daño si se lleva a los extremos.

Cuando alguien consume constantemente altas dosis de cafeína, el cerebro se adapta creando más receptores para que la adenosina pueda trabajar correctamente. Esto efectivamente produce una especie de adicción. La persona se vuelve más susceptible a los síntomas de abstinencia si lo reduce, incluidos dolores de cabeza, irritabilidad, somnolencia y dificultad para concentrarse, por nombrar algunos. 

Malestares estomacales

Así como acelera el metabolismo, también puede tener un efecto negativo. La cafeína aumenta la producción de ácido en el estómago y estimula los músculos del intestino. Esto suele ocurrir cuando la cafeína se ingiere con el estómago vacío y puede llevar a visitas apresuradas al baño.

Artículos recomendados