Todos conocemos las alergias más comunes, pero existen muchas alergias raras que quizás te sorprendan.

Desarrollar alergia a algún elemento significa tener una hipersensibilidad a una partícula o sustancia que, si se inhala, ingiere o toca, produce unos síntomas y una reacción en el cuerpo específica.

El número de personas con alergia ha crecido exponencialmente y continúa en aumento. Su aparición en personas, en muchos casos ya adultas, es cada vez más frecuente.

Son frecuentes las alergias a ciertos alimentos, al polen, a los ácaros del polvo, medicamentos, las picaduras de insectos y al pelo de algunos animales.

Y es que, más allá de las típicas alergias que todos conocemos, existen muchas alergias raras, realmente curiosas y poco frecuentes. Te contamos algunas de estas alergias raras que pueden resultar sorprendentes.

Urticaria solar o alergia al sol

Es conocida como erupción polimorfa lumínica. La padece un 10% de la población y ocurre con mayor frecuencia entre las personas de pieles muy claras.

La causa exacta es desconocida pero se cree que la epidermis no tolera las proteínas que se generan al recibir la radiación solar. No es hereditaria, ni existe un grupo con una tendencia mayor a desarrollarla.

En el mercado existen medicamentos con un fuerte componente el cual ayuda a detener algunas infecciones en la piel el uso de ivermectina precio accesible te ayudará a minimizar cualquier problema en la piel que llegues a tener.

alergias curiosas - Alergias que son poco frecuentes

Urticaria acuagénica o alergia al agua

Por muy extraño que pueda parecer, existen personas que son alérgicas al agua. El contacto de la piel con el agua produce una reacción cutánea muy molesta que consiste en un enrojecimiento y picor que tarda horas en desaparecer.

Es sumamente rara, tan sólo la padecen alrededor de 30 personas en todo el mundo, es decir, una persona por cada 230 millones.

El contacto del agua por breve que sea, y a cualquier temperatura, puede generar una importante erupción cutánea, además de ronchas o placas eritematosas y edematosas. Lo más grave es que dificulta la higiene personal, por lo que se recomiendan duchas breves.

El tratamiento con antihistamínicos es lo único que se puede hacer, pues se desconoce la causa de su aparición y no existe una cura completa.

Alergia al semen

El 5% de las mujeres sufren esta rara alergia, incluso ha habido casos de hombres que también son alérgicos a su propio esperma.

Se desarrolla en el cuello de la matriz de algunas mujeres, pero no causa síntomas alérgicos comunes, sino que el fenómeno es interno y silencioso.

Aparece un importante ardor en la zona donde se ha producido contacto con el semen, irritación, comezón…. Es difícil de diagnosticar, pues tienda a confundirse con infecciones o enfermedades de transmisión sexual.

Se desconoce la causa que la provoca, pero se cree que es originada por determinadas proteínas del semen. Se trata de una de las alergias más extrañas.

Alergia al sudor

Algunas personas afirman padecer de alergia a su propio sudor. Sin embargo, aún no existe evidencia médica de que esta patología exista realmente.

En estas personas aparece en las zonas de mayor sudoración (manos, pies axilas), habones con picor y enrojecimiento, zonas con dermatitis… Los expertos prefieren no hablar de una alergia al sudor como tal, sino de diferentes sustancias presentes en el sudor que pueden irritar la piel.

También lo relacionan con sustancias químicas procedentes de alimentos, bebidas o cosméticos que serían secretadas a través de la piel. Y es que la sudoración también puede agravar las irritaciones cutáneas ya existentes. En caso de sospecha de alergia al sudor, conviene descartar alergia a cosmética, perfumes, geles, champús etc.

Dermografismo o alergia a la presión.

También se conoce como “escritura sobre la piel”. Es un tipo de hipersensibilidad relacionada con cualquier golpe o presión que se haga sobre la piel, lo que generalmente se manifiesta con manchas o urticaria.

Es uno de los tipos más frecuentes de urticaria, del 2 al 5 % de la población lo padece. El roce con la dermis provoca una hinchazón exagerada y visible en el cuerpo debido a la vasoconstricción.

Artículos recomendados