Causas por las que llora tu bebé

Bebé llorando

Los pequeños lloran y nosotros al principio no sabemos qué es lo que les pasa ni qué podemos hacer para ayudarlos, tranquilos, ¡que no cunda el pánico!

Poco a poco descifrarás sus necesidades pero mientras, te dejamos algunas razones totalmente normales por las que llora tu bebé:

Hola querida, ¿tienes leche?

Los pequeños odian pasar hambre. Ofrécele una mamila o el pecho, es probable que solo sea eso. Para este punto, es indispensable contar con fórmulas para bebés recién nacidos de calidad, esto le garantizará una excelente nutrición a tu pequeño y por ende, un buen desarrollo físico y mental.

¿Pero qué pasa con este pañal?

Bebé llorando con sus papás

A lo mejor ni siquiera hace falta que se lo cambies, puede que solo se lo hayas apretado demasiado, le esté rozando un poco la entrepierna.

¡Ey! ¡Te hablo a ti, mamá!

A los bebés no les gusta ser ignorados pero es que, además, ¡también se aburren! Prueba a darle un juguete nuevo o a cantarle una canción o a hacerle unas cosquillas…

¡Para, por favor!

Por otro lado, contrario al punto anterior, la sobre estimulación no les hace sentir cómodos. Trata de llevarlo a un sitio tranquilo y arrúllale para que se relaje y se sienta seguro.

Me duele la pancita

Intenta aliviarle los gases haciendo que eructe o masajea suavemente su vientre para ello. También puedes dejarlo en el suelo, boca abajo, un ratito pero siempre, siempre, con supervisión.

Tengo sueño

¿No te pones tonto cuando estás cansado? Pues los bebés también. Si notas que llora tu bebé y está apunto de quedarse dormido, será mejor vestir a tu bebé con ropa más cómoda.

¿Soy solo yo o hace un calor horrible?

Comprueba sus manos, pies, cuello y nuca para saber si está sudando, o si por el contrario, están frías y actúa en consecuencia quitando o añadiendo ropa al peque según lo que necesite.

¡¡Me pica!!

La etiqueta de la ropa puede ser realmente incómoda, tú lo sabes y tu bebé también. Aunque él no puede verbalizarlo.

Las prendas ajustadas también pueden picarle o provocarle molestias. Puede, además, que también sufra de dermatitis atópica.

¡Estos dientes me están matando!

El proceso de la dentición comienza antes de que veamos los dientes. Para aliviarlo usa tu dedo (bien bien limpio) para masajear sus encías y ofrece al pequeño algún mordedor fresquito.

¿Qué te parecieron estas razones por las que llora tu bebé? Esperamos que con estas, puedas entender más a tu pequeño.