Existen innumerables tratamientos para evitar la sequedad y agrietamiento de los labios y pueden ser tanto caseros como industriales.

Muchas personas son las que sufren o alguna vez han sufrido este problema. No se trata sólo por una cuestión estética, que también, sino porque puede llegar a resultar bastante molesto e incluso doloroso, ya que la piel puede comenzar a agrietarse y a desprenderse, saliendo pellejos que provocan el sangrado y el escozor o picor del labio.

Aunque los labios se suelen pelar más durante las épocas de frío como el invierno, también puede producirse esta situación en épocas calurosas. Por ello, el bálsamo labial no debe de faltar nunca entre nuestras pertenencias.

Aun así, no basta con colocar un poco de protector o pintura labial, sino que antes de ello se deben de conocer las causas de por qué se produce esto y tratarlas en profundidad con el fin de lucir unos labios sanos. Aquí vienen una serie de causas y factores que pueden provocar que los labios se pelen:

  • Frío
  • Sol
  • Beber poca agua

Los tratamientos farmacológicos para el acné. Estos vienen acompañados de sequedad en la piel de todo el cuerpo por lo que, los labios, al tener la piel más fina, son una de las partes más afectadas

Reacción alérgica

Falta de vitaminas

Fumar: El tabaco arrebata todo el brillo y salud a la cara, incluidos los labios que tienen contacto directo con los cigarros. El consumo habitual de drogas también acabará afectando a estos.

Algunas enfermedades

  • Mala digestión
  • Trastornos de la piel
  • Uso de jabones corrosivos

Morder y lamer los labios: En la mayoría de los casos suele hacerse sin darse cuenta. Además de dejar manchas en los labios debido a la constante y excesiva humectación que recibe por parte de la lengua, también pueden resecarse y dañarse.

Respirar por la boca, ya sea durante la práctica de ejercicio o debido a un resfriado o congestión que hace que la entrada y salida de aire constante reseque los labios. En estos casos es fundamental poner algún humectante o protector especial durante el día y la noche.

como cuidar los labios - ¿Por qué se pelan los labios?

Mala hidratación

De entre todos, uno de los que muchas veces provoca que los labios no luzcan de la mejor forma es el último, es decir, no hidratarse.

Es necesario beber agua ya que de no ser así, la piel se seca y en consecuencia, los labios pueden verse agrietados. Pero, ¿Cómo evitar la sequedad de los labios? Lo cierto es que en primer lugar, se deberá de tratar de no realizar cualquier de las acciones anteriormente mencionadas

Recuerda que para tenerunos labios perrfectos hay que tener un rostro perfecto, al hacer una rutina de limpieza facial el uso de eucerin te ayuda a tener una excelente rutina facial.

¿EXISTEN REMEDIOS CASEROS?

La respuesta en sí. Como en otros aspectos, antes de que salieran al mercado productos oficiales para tratar problemas de estos tipos, ya había personas que conseguían crear un tratamiento o cura de manera natural y casera con el fin de obtener los beneficios y resultados esperados.

Por lo tanto, además de los bálsamos labiales que se compran en las tiendas, los productos naturales son una buena alternativa para tratar la sequedad en la piel de los labios y mantenerlos hidratados:

Manteca o margarina: Tan sólo se necesita un poco al día para mantener los labios húmedos e hidratados. En caso de que ya estén secos, aliviará el dolor que se haya generado de esta situación o estado.

Crema de leche: Suaviza la piel de los labios y elimina el tejido muerto.

Aloe vera: Destaca por su propiedad humectante. Por ello, es una buena opción para colocar en la piel de los labios teniendo cautela pues puede que su sabor no guste demasiado

Miel: Esta combinada con unas gotas de glicerina, dejará la zona completamente sana.

Pepino: Para prevenir la sequedad y aliviar el dolor del agrietamiento se recomienda frotar rodajas de pepino

Aceite de ricino: Es rico en omega 9 y por ello no sólo beneficia los labios sino también el cabello y las cejas.

Pétalos de rosa: Se deberá de macerar unos pétalos de rosa con unas gotas de glicerina con el fin de formar una pasta que se recomienda aplicar de manera diaria, a modo de rutina, sobre los labios.

Artículos recomendados