Es probable que hayas experimentado los síntomas de dolor de garganta en tu vida. La picazón, el rascado y el ardor no son divertidos, especialmente si están acompañados por otros síntomas de un resfriado o un virus más grave.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, puedes encontrar alivio sin acudir inmediatamente a tu médico si logras tomar jarabe vick, para cortar los molestos síntomas y aquí, te damos algunas maneras de sentirte mejor cuando presentes un dolor de garganta:

Haz gárgaras con agua salada

gargaras con agua salada - Alivia el dolor de garganta

Hacer gárgaras con agua tibia con sal puede ayudar a calmar la garganta irritada. La sal extrae la mucosidad del tejido inflamado e inflamado y ayuda a aliviar las molestias.

Combina 1/4 a 1/2 cucharadita de sal de mesa con 4 a 8 onzas de agua tibia. Revuelve hasta que la sal se disuelva.

Luego haz gárgaras con él durante varios segundos y escúpalo. Repite la gárgaras de sal varias veces al día.

Chupa una pastilla

Algunas pastillas para la garganta de venta libre contienen mentol, un ingrediente que puede adormecer suavemente el tejido de la garganta.

Esto puede proporcionarle un alivio temporal de las sensaciones de ardor y dolor. En caso de apuro, los dulces pueden tener el mismo efecto.

Prueba con gotas de miel

El té caliente endulzado con miel puede ayudar a calmar el dolor de garganta. El té también te mantiene hidratado, que es otro paso importante en el tratamiento del dolor de garganta.

Prepara una taza la próxima vez que te duela la garganta y tengas el cuerpo cortado.

Puedes considerar elegir un té verde, que sirve como antibacteriano, analgésico y una rica fuente de antioxidantes, además de ayudar a reducir la inflamación.

Mantente hidratado

Mantenerte hidratado es una parte importante del tratamiento del dolor de garganta.

Cuando estás deshidratado, tu cuerpo no puede producir suficiente saliva y mucosidad para mantener tu garganta lubricada naturalmente. Esto empeorará la hinchazón y la inflamación.

Date una ducha de vapor

Si no tienes un humidificador, aún puedes obtener alivio del aire húmedo. Respira el vapor de una ducha tibia para ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el dolor.

También puedes crear vapor haciendo correr agua muy caliente en un fregadero. Coloca una toalla sobre tu cabeza e inclínate en el fregadero para respirar el vapor.

Sigue respirando profundamente durante varios minutos y repita según sea necesario para aliviar el dolor.

Trata de evitar estar cerca de alguien que esté enfermo. No compartas artículos personales, como cepillos de dientes, anteojos y cubiertos, con nadie más.

Y mantén la resistencia de tu cuerpo comiendo bien, durmiendo bien y haciendo ejercicio, ¡verás que el dolor de garganta será cosa del pasado!?

Artículos recomendados