¿Te vas a la playa este fin de semana? No te vayas antes de consultar nuestros consejos para sobrevivir al primer viaje de tu bebé en la playa:

Preparación para viajar

Si planeas pasar un día (o más) en la playa, hazte un favor y comienza a prepararte el día anterior. Recomendamos empacar todos los elementos esenciales con anticipación, de esa manera no te apresurarás por la mañana tratando de empacar tu bolsa de pañales y llevar a tus hijos al auto.

Para las vacaciones del bebé en la playa, asegúrate de empacar toallitas, suficientes pañales bio baby , loción, un cambio de ropa y snacks.

Empaca una bolsa de pañales separada para dejar en el auto. Lo último que querrás hacer cuando se dirijan a la casa en la playa es hurgar en tu inevitable bolsa de arena para buscar pañales y toallitas.

¿Qué empacar?

bebe en la arena - Cómo estar con tu bebé en la playa

¿Primero en la lista? 2 palas pequeñas, medianas y grandes cubos que son perfectos para la construcción de castillos de arena. Un refrigerio, y un bolso de mano. Básicamente, todo lo que vas a necesitar para entretenerte.

Si necesita agregar algo adicional, como una silla de playa y una sombrilla, usa las correas de velcro ajustables para mantener todo junto.

Como consejo profesional: ¡Haz un agujero poco profundo en la arena con tus palas y coloca una toalla dentro para mantener templado a tu bebé en la playa y no se arrastre a ningún lado!

 

Lo que necesitas llevar a la playa … y lo que no

Llevar muchos bocadillos es imprescindible cuando te diriges a la playa. Los juguetes también lo son, ¡pero no te excedas aquí!

Además de las palas y cubos esenciales, no pierdas el tiempo con otros juguetes: tu bebé estará demasiado ocupado descubriendo arena, conchas y olas. Cavar sus manos solo en la arena los mantendrá entretenidos.

Recordatorios para viajar a la playa

Por mucho que quieras relajarte, con un bebé en la playa y niños corriendo, es difícil no estar nervioso por esas olas. Te aconsejamos que tus hijos se sientan cómodos con el agua y las olas.

Puedes introducir a tu bebé al océano sumergiendo los dedos de los pies en el agua que llega a tierra. Métete al agua con tus hijos y ayúdalos a disfrutar de las olas.

Recuerda también establecer bajas expectativas. Si estás esperando un día tranquilo y relajante en la playa, lo más probable es que se sientas decepcionado. Pepárate para darte la vuelta en cualquier momento, ¡especialmente cuando es el primer viaje de tu bebé!

Así que empaca tus juguetes, bocadillos y basura antes de salir para mantener la playa limpia y agradable para que otras familias la disfruten. Otra cosa más: no estaría nada mal que conocieras algunos tips de natación para bebés antes de tus vacaciones. Dicho todo esto, ahora sí… ¡todo mundo a divertirse!

Artículos recomendados