Algunos trucos, consejos prácticos y psicológicos para afrontar la cita con la inyección de la mejor manera posible.

La relajación y un masaje en la zona de la inyección antes de la punción contribuyen a que esta operación sea menos dolorosa ya sea con clindamicina inyectable o cualquier tipo de medicamento:

Relajación y masaje antidolor

Minutos antes de la inyección, prueba relajarte un poco. Piensa en algo agradable que te haga sonreír. Después, un masaje presionando los dedos en la zona donde se inyectará el fármaco, servirá para “relajar” esa zona.

Este es un truco estupendo para saber cómo inyectar, aunque también debes saber que, al masajear la zona de la inyección, a veces pueden producirse contracciones musculares involuntarias.

Nunca inyectes en zonas sensibles

No te preocupes: zonas muy “sensibles” como la garganta suelen descartarse a priori como puntos de inyección… esta es otra forma de evitar molestias mayores, por ejemplo: cuando tienes dolor de oídos, dolor de garganta, etc.

Inyecta con pulso firme

Para reducir la eventual sensación de dolor… ¡la excitación está prohibida!

La inyección se realiza en una única maniobra que exige una combinación de decisión y rapidez, tanto cuando se inserta como cuando se retira la aguja. ¡Esto es vital para saber cómo inyectar!

Contra el dolor, la aguja más pequeña es la mejor

Las agujas con el diámetro externo más pequeño posible, pero adecuado a la zona de punción y al tipo de fármaco e inyección, permiten administrar el fármaco a la velocidad justa y sin el dolor producido por una liberación excesiva del medicamento.

Inyección sin dolor: el tiempo también importa

Para saber cómo inyectar el fármaco, debes hacerlo lentamente y de manera constante ayuda a evitar el dolor. En concreto, la rapidez de administración no debe superar 1 mililitro cada 10 segundos. Se sigues esta regla precisamente para favorecer la absorción del fármaco y minimizar el dolor.

Si necesitas saber cómo inyectar con estos consejos te será más fácil hacerlo, sólo recuerda tener la higiene necesaria para evitar futuras inyecciones en la piel o en tu organismo. ?

Artículos recomendados