Remedios para el dolor de oídos

Chica con dolor de oídos

Las personas pueden pensar que el dolor de oídos es solo una pequeña molestia, pero puede llegar a ser extenuante. Mientras esperas atención médica o que funcionen los antibióticos como la cefalexina, algunos remedios caseros te pueden ayudar.

Causas del dolor de oídos

Las infecciones de oído son la causa más común del dolor. Cuando el oído se infecta, la inflamación y acumulación de presión ocasionan un dolor que puede ser intenso.

Las personas con infecciones de oído con frecuencia tienen otros síntomas, como presión de los senos nasales o dolor de garganta porque las infecciones de las áreas cercanas pueden afectar el oído.

Una infección de oído también puede ser una condición independiente. La mayoría de las infecciones de oído son bacterianas, no virales. Solamente un médico puede diagnosticar una infección de oído.

Sin embargo, los dolores de oídos no siempre son ocasionados por una infección. Otras condiciones también pueden ocasionar dolor en el oído.
Estas incluyen:

• Dolor referido: Este puede ser de infecciones o inflamación en cualquier otra parte del cuerpo. Por ejemplo, un dolor de muelas puede ocasionar dolor agudo en el oído.

• Condiciones crónicas: Estas incluyen disfunción de la articulación temporomandibular.

Infecciones de la piel: Si están dentro o cerca del oído.

• Reacciones alérgicas: Estas pueden ser muy diversas, como reacción al jabón, al shampoo o a los aretes.

• Agua: Esta puede causar dolor, si se queda atrapada en el oído.

• Presión: Los cambios de altitud pueden afectar la presión en los oídos. Esto usualmente se resuelve solo, con frecuencia con una sensación de bombeo.

Si no se tratan, el dolor de oídos puede propagarse a la mandíbula y a otras áreas del cuerpo, que también pueden dañar el oído y ocasionar fiebres altas peligrosas.

Remedios caseros para el dolor de oídos

Si el dolor de oídos no es grave o si estás esperando a que haga efecto el tratamiento médico, es posible que desees probar remedios caseros para aliviar el dolor:

Medicamentos de venta libre

Los medicamentos antiinflamatorios pueden ayudar a aliviar el dolor e incomodidad y pueden reducir temporalmente el dolor de oídos.

Es importante recordar que no es seguro administrar aspirina a bebés y niños pequeños. Esto se debe al riesgo de una condición potencialmente mortal llamada síndrome de Reye.

Calor

Mujer con almohadilla en la oreja

El calor de una almohadilla térmica eléctrica o una bolsa térmica puede reducir la inflamación y dolor en el oído. Coloca una almohadilla térmica en el oído durante 20 minutos.

La almohadilla térmica no deberá estar excesivamente caliente (la temperatura debe ser soportable). Las personas nunca deberán dormir con una almohadilla térmica ni permitir que un niño use una bolsa térmica sin la supervisión de un adulto.

Frío

Una bolsa fría puede ayudar con el dolor de un oído. Prueba envolver hielo en toallas de papel o congelar una bolsa fría y luego cubrirla con un paño ligero. Sostenlo en el oído y el área inmediatamente debajo del oído durante 20 minutos.

Gotas óticas

Las gotas óticas pueden reducir la presión en el oído ocasionada por los líquidos y el cerumen. Las personas deberán leer las indicaciones cuidadosamente y hablar con un médico antes de usar las gotas óticas en un niño.

Ajo

Comer un diente de ajo al día puede ayudar a evitar las molestias del dolor de oídos que tanto puede llegar a molestarte e interrumpir tu día a día.

El ajo se ha usado por mucho tiempo en la medicina tradicional para aliviar el dolor. Algunas investigaciones sugieren que tiene propiedades antimicrobianas que pueden contrarrestar la infección.

¿Ya habías probado algunos de estos remedios? Combatir el dolor de oídos será más fácil a partir de que decidas aplicar un truco de estos, pero si sigues con las molestias al día siguiente, será mejor que vayas con tu doctor. 😉

Close