Podemos encontrar bebidas en cualquier restaurante de comida china que van desde fragantes tés, brebajes más cotidianos como el boba tea o diferentes tipos de vino de arroz, todas con deliciosos sabores que acompañan perfectamente nuestra comida, ya sea salada o dulce.

Pero si tu gusto se inclina más hacia la comida coreana que la china, ¡entonces querrás probar al menos una vez en la vida estas bebidas con las que puedes maridar tus platillos coreanos favoritos!

Sikhye

Sikhye

Está hecha de agua de malta y arroz cocido, generalmente puedes obtener un vaso dulce y helado de sikhye en un restaurante o cafetería coreanos.

Sin embargo, el mejor momento para obtenerlo es después de ir a las saunas o jjimjjilbang. Saciará tu sed y te despertará de la languidez de las bañeras de hidromasaje.

Soju

soju

Estas brillantes botellas verdes se encuentran en prácticamente todos los establecimientos de comida y bebida: el soju es el licor nacional de Corea, dado que proporciona una forma barata y efectiva de ser martillado.

Las dos principales marcas de soju que dominan el mercado de Seúl son Chamisul (참이슬) y Chum Churum (처음 처럼).

El sabor se asemeja al del vodka ligeramente dulce y diluido, algo así como el azúcar disuelto en alcohol para frotar.

Pero no juzgues el soju únicamente por esas marcas. Las marcas regionales fuera de Seúl ofrecen sojus interesantes e incluso deliciosos. Andong soju, a pesar de su mayor contenido de alcohol, está hecho a mano y tiene un carácter limpio y sutil que es más parecido al sake que a otros sojus.

Leche de plátano

leche de platano

Para muchos coreanos, la leche de plátano evoca recuerdos de la infancia. Y si lo intentas, entenderás por qué: es simple, azucarado y totalmente adictivo.

La marca más popular, Binggrae, ha cultivado seguidores leales desde que llegó a los estantes en 1974, un momento en que los plátanos eran un alimento de lujo.

Bacchus

bacchus

Cuando sientas que el café y los refrescos no están haciendo el truco, recurre a Bacchus en busca de ayuda.

Esta fue la bebida energética preferida antes de que Red Bull levantara la cabeza. Fue creada en 1963 por Dong-A, una compañía farmacéutica, Bacchus fue originalmente promocionada como un remedio para la resaca.

Ahora, se comercializa como un refuerzo de energía. La mayor parte de la bebida es en realidad solo agua, azúcar y jarabe de maíz de alta fructosa, pero también tiene taurina (el ingrediente mágico de Red Bull) y una mezcla de otros ingredientes químicos.

Bookbunja

Bokbunja

Se hace con una mora nativa de la península de Corea. El vino es del color de la sangre de buey, y su sabor dulce y a bayas recuerda más al vino de postre que a un vino tinto.

La bebida se ha asociado tradicionalmente con la virilidad masculina, y no fue hasta 2008 que un equipo de científicos surcoreanos confirmó que la baya aumentó los niveles de testosterona y el recuento de espermatozoides en ratones, por lo que se le considera una bebida afrodisíaca.

Si comes en un restaurante de comida china será difícil probar alguna de estas delicias, ¡te invitamos a cambiar la rutina y darle una oportunidad a la gastronomía coreana y sus bebidas!

Artículos recomendados