Soy de las personas que no toleran algún tipo de dolor, sin embargo, no creo que sea la única, pues, así como yo hay miles, y es que cualquier tipo de dolor te imposibilita para seguir con tu día, por eso mi secreto es advil para que el dolor no me detenga ni por un segundo y siga adelante con mis actividades.

advil aliviar dolor de cabeza - Secretos para el dolor de cabeza

Hace unos días celebré mi graduación con una espléndida fiesta, era algo que venían preparando con mucho tiempo de anticipación, pues un día tan especial tenía que ser celebrado a lo grande.

Ese día me levante más temprano que de costumbre, pues tenía mil cosas por hacer, acomodar las sillas y mesas, revisar el banquete, adornar y sinfín de cosas más, pero con lo que no contaba es que un terrible dolor de cabeza me invadiría.

No sabía qué hacer, no quería que este día se arruinara por un simple dolor de cabeza, además ya era un poco tarde y sabía que no encontraría un médico y tampoco era para tanto.

Pensé que en un rato el dolor iba a ceder así que continué con la organización, sin embargo, no fue así, por el contrario se incrementó, pero no todo estaba perdido llegó una de mis mejores amigas y le conté lo que me sucedía, tomo su bolso y saco una caja de Advil, me dijo que ella nunca salía sin el suyo, pues, así como a mí la había salvado de aquello dolores.

¿Para qué dolores sirve Advil?

Además, me conto que funciona para la inflamación y el dolor, como dolor dental, artritis, dolor muscular, dolor de cabeza incluso fiebre y dolores menstruales.

Es tan efectivo como los medicamentos de Aurax, ya que, su componente activo el ibuprofeno se encuentra de forma líquida en la capsula lo cual hace que una vez que lo tomes viaje rápidamente localizando atacando al dolor.

Ahora que conoces mi secreto sabrás porque nunca salgo sin Advil.

Masajea tu cabeza

Una de las soluciones más fáciles y efectivas para reducir el dolor es masajear nuestra cabeza con cuidado, preferiblemente con el pulgar, el índice y el anular, trazando círculos en las partes que más nos duelen como las sienes, el cuello o el cuero cabelludo.

Esta táctica sirve también para tratar la migraña, que aseguraba que las personas que habían dedicado 45 minutos semanales a este ejercicio sufrían muchos menos dolores de cabeza.

Bebe agua

Que nos duela la cabeza después de una noche de fiesta y alcohol se debe a la deshidratación que esta bebida produce en nuestro organismo; de ahí que el remedio más sencillo sea reponer líquidos bebiendo agua. Lo mismo ocurre con algunos dolores de cabeza normales.

Beber agua puede ofrecer alivio a las personas aquejadas de dolores de cabeza, por lo que, añadido a que se trata de una solución muy poco invasiva, recomiendan beber unos siete vasos de agua al día

Come bien

Al igual que ocurre con la deshidratación, uno de los primeros síntomas con los que nuestro cuerpo nos avisa que debemos comer es el dolor de cabeza. Se trata, por lo general, de hipoglucemia, es decir, de bajos niveles de azúcar en sangre.

La mejor receta en dichos casos es consumir alimentos ricos en carbohidratos complejos, como los cereales, judías o guisantes, y proteínas como la de la carne.

Respira profundamente

Puesto que uno de los principales causantes de los dolores de cabeza es el estrés, y los ejercicios de respiración sirven para acabar con él, qué mejor que aprender a practicarlos, como sugiere la guía de la Seguridad Social inglesa.

Por ejemplo, podemos intentar respirar profundamente hasta que sintamos nuestro estómago llenarse de aire, y entonces, liberarlo poco a poco, contando hasta cinco. Tarde o temprano nos sentiremos mejor.

Aplícate hielo (o calor)

Uno de los remedios caseros más habituales. Echa un puñado de cubitos de hielo en una bolsa cerrada y aplícalo sobre la parte de la cabeza que te duela, preferiblemente si estás tumbado en una posición cómoda; con un cuarto de hora debería ser más que suficiente.

Otra alternativa es la opuesta, es decir, darse una ducha de agua caliente, sobre todo si nuestro dolor de cabeza está originado por un problema de sinusitis, es decir, inflamación de los senos nasales.

Artículos recomendados