Consecuencias de automedicarse y razones para no hacerlo

razones para no automedicarse

Hace no mucho, la industria farmacéutica puso un freno a la venta indiscriminada de medicamentos. Así sucedió con los antibióticos los cuales solo pueden ser adquiridos por los pacientes a través de una receta médica; esto con el fin de que la gente dejara de administrarlos a diestra y siniestra.

Pero el problema no terminó con esa regulación, ya que existen muchos otros fármacos que pueden ser adquiridos fácilmente, tal es el caso de celebrex, el problema con los medicamentos de libre venta no radica precisamente en esto, sino en el uso indiscriminado que se les da.

Como una alternativa que llegó para unirse a los analgésicos y antinflamatorios, celebrex llega a las farmacias y se convierte en el preferido de médicos y pacientes al ser – por ejemplo- menos agresivo con el estómago, pero pudiendo dejar otras complicaciones en otras áreas del cuerpo. Sin embargo, sin importar que tan leve nos parezca el consumo de este medicamento, te recomendamos que su uso y consumo sea guiado y regulado por un especialista, sea cual sea el dolor.

no automedicarse con celebrex, a menos de que consulte a su médico

En ocasiones creemos que solo es un simple dolor, pero en ocasiones ese dolor solo puede ser la punta del iceberg de una enfermedad aún, más grave.

Estudios y casos recientes muestran que el consumo excesivo y desordenado de este medicamento produce alteraciones cardiovasculares importantes; de esta manera el efecto adverso más importante será ocasionado a personas que tengas enfermedades del corazón. Si eres sensible a enfermedades de corazón o tienes alguna ya detectada te aconsejamos que te dejes medicar solo por expertos.

Otro de los usos más comunes que se le suele dar a celebrex es el tratamiento del dolor agudo en la Osteoporosis o la artritis reumatoide. Sin embargo, nuevamente, hacemos un llamado a consumir este y todos los medicamentos bajo las indicaciones y supervisión médica. Siguiendo este consejo podremos evitar los accidentes cardiovasculares y ponernos en riesgo de forma innecesaria.

Es posible que también te interese: Consejos para tener un día lleno de energía

Close