Para sobrevivir y prosperar necesitamos encontrar formas de lidiar con la presión y el estrés diario. Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a sobrellevar estas situaciones.

A fines de 1939, después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno británico diseñó una serie de carteles que elevaron la moral para evitar los eventuales bombardeos masivos del Reino Unido.

Uno de esos carteles decía: “Mantenga la calma y continúe”, y aunque no se distribuyó ampliamente durante la guerra, el eslogan se ha vuelto tan popular hoy que ha inspirado innumerables imitaciones y parodias.

Pero como dijo James Allen una vez:

“Cuanto más tranquilo se vuelve un hombre, mayor es su éxito, su influencia, su poder para el bien. La calma mental es una de las hermosas joyas de la sabiduría”.

Esto, desafortunadamente, es más fácil decirlo que hacerlo y no basta con beber té therbal y adiós estrés, hay varias otras cosas que nos pueden ayudar a guardar la calma. ¡Sigue leyendo!

mantener la calma - Mantén la calma frente al estrés diario

 

1. Planifica con anticipación

No siempre sabemos qué va a pasar por nuestra puerta, pero probablemente tengamos una idea bastante buena de los tipos generales de presión o estrés que podemos enfrentar a diario.

Decide de antemano algunas posibilidades que podrían ocurrir y cómo las manejarás. Una fórmula simple como, “Si sucede X, haré Y”, puede marcar la diferencia.

2. Centrarse en una cosa a la vez

Para mí, y para la mayoría de las personas, la multitarea generalmente lleva al caos. Trato de elegir una tarea, verla y pasar a la siguiente tarea que debe hacerse.

Esto me ahorra muchaaaaaaaaaaa presión, así que te recomiendo que tú también apliques este punto.

3. Se flexible y evitarás estrés

No importa cuán cuidadosamente planifiquemos, siempre existe la posibilidad de que surja una situación que tenga prioridad sobre todo lo que hemos planeado.

Cuando esto sucede, me tomo un momento para reagruparme y prepararme para abordar metódicamente el nuevo problema.

cerdito se golpea en teclado - Mantén la calma frente al estrés diario

4. No te preocupes por las cosas pequeñas

No todas las tareas son igualmente importantes. Algunos de ellos pueden deshacerse para más adelante sin mayores consecuencias. Establecer prioridades me ayuda a mantener un sentido de control.

5. Cuenta hasta 10

Cuando siento que me bombardean desde todos los ángulos, tomo un breve descanso, si estoy en casa me preparo una bebida anti-estrés y luego miro la situación con un par de ojos nuevos.

Solo tomar esos pocos segundos para contar hasta 10 me da la distancia que necesito para una nueva perspectiva. Me hace darme cuenta, por ejemplo, que el problema que estoy atacando no es el principal después de todo.

6. Controla tu respiración

Cuando estamos ansiosos, tendemos a tomar respiraciones rápidas y superficiales. Esto se llama hiperventilación, y puede hacernos sentir mareados, aturdidos y con pánico.

También puede interferir con nuestro juicio. Si se da cuenta de que estás hiperventilando, intenta inhalar profundamente por la nariz, contenerlo un segundo y liberarlo de la boca.

Repite este ejercicio hasta que te sientas más tranquilo y con un poquito menos de estrés. Esta es una forma de meditación.

7. Evita una actitud de pesimismo

A menudo anticipamos la peor conclusión posible.  Por ejemplo, “si no obtengo esos números para el informe al final del día, perderé mi trabajo y moriré de hambre en las calles”.

En lugar de usar nuestra imaginación para asustarnos, úsala para resolver el problema, verás que tendrás menos estrés. 

8. Confía en ti mismo

A veces hay buenas razones para cambiar nuestros planes, como un nuevo conjunto de circunstancias que surgen o reciben nueva información sobre una situación.

En ausencia de una razón convincente, sin embargo, atenerse a los planes que hemos esbozado por nosotros mismos. Los cambios aleatorios solo nos confundirán y nos retrasarán. ¡Esto te ayudará a mejorar tu desempeño!

mantenerte positivo - Mantén la calma frente al estrés diario

9. Centrarse en lo positivo

Regañarnos por todo lo que no hicimos no ayuda. En cambio, estamos mucho mejor agradecidos por todo lo que hicimos.

Cuanto más practicamos mirando el lado positivo de las cosas, menos aterradora y sombría parece una situación estresante.

10. Delegar y buscar apoyo

¡Nadie tiene éxito en un abrir y cerrar de ojos! Esto es especialmente cierto cuando la presión está activada. No tengas miedo de pedir ayuda a otros cuando sea necesario, y ofrece ayudarlos a cambio. Hay consuelo en no estar solo en momentos de estrés.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mantener la calma frente al estrés. Si conoces algún otra recomendación nos gustaría que nos la compartieras.

Artículos recomendados