En China, no solo es mejor servir el agua bien caliente, beberla también se considera una panacea para dolencias que van desde el resfriado común hasta el cólera. ¿Por qué a los chinos no parece importarles quemarse la lengua cada vez que toman un sorbo?

Como con la mayoría de las preguntas, la respuesta está en la historia. Aquí está todo lo que necesitas saber.

agua caliente en china

La costumbre china de beber agua caliente

La costumbre china de beber agua caliente va más allá de la simple preferencia. Según la medicina tradicional china, todo cuerpo humano está formado por elementos yin y elementos yang.

Una persona se mantiene sana cuando el yin y el yang están equilibrados. Sin embargo, si el yang se vuelve demasiado fuerte, la temperatura interna del cuerpo aumenta y esa persona se vuelve susceptible a una serie de enfermedades.

Para tratar estas enfermedades, la persona debe deshacerse del yang adicional o del exceso de calor. La mejor manera de hacerlo es consumiendo alimentos y bebidas en la categoría yin.

El agua caliente, por ejemplo, es una bebida yin. Se cree que en realidad baja la temperatura interna del cuerpo, restaurando el equilibrio y, con ello, la salud de la persona.

Los beneficios a la salud de esta práctica

Aunque parece contrario a la intuición poner más calor en el cuerpo cuando el problema principal es demasiado calor, existe un precedente histórico de la obsesión de China por beber agua caliente por sus beneficios para la salud.

Los chinos han estado bebiendo agua caliente desde al menos el siglo IV a.C. En ese momento, se vio que las bebidas calientes expulsaban la humedad del cuerpo, mientras que las bebidas frías podían, naturalmente, enfriar el cuerpo.

Pero no todos tenían acceso al lujo del combustible para una estufa. Así, el agua caliente estaba reservada para quienes más la necesitaban, es decir, las mujeres embarazadas, los ancianos y los enfermos.

Y así, gradualmente, llegó a haber una conexión entre la salud y el agua caliente. El agua caliente es una bendición, gracias a que con este líquido podemos preparar té chai u otro tipo de bebidas calientes.

El cólera en China

No obstante, no fue hasta 1862 que esta conexión se consolidó como la regla de oro de la medicina tradicional. Ese año, estalló una epidemia de cólera en Shanghái, China, que mató a unas 3,000 personas al día, muchas de las cuales eran refugiados de la Rebelión de Taiping en curso.

Desde Shanghai, la enfermedad se propagó hacia el norte y llegó a la capital, Beijing. El sur, por otro lado, no se vio afectado por la enfermedad. Era bien sabido en ese momento que los sureños bebían más agua caliente que los del norte.

En el momento de la toma del poder por los comunistas en 1949, beber agua caliente ya se había convertido en una preferencia generalizada entre personas de todas las posiciones geográficas y afiliaciones partidarias. Los nacionalistas incluso lo promovieron en su guía de 1934 Essentials of the New Life Movement.

En 1952, el nuevo gobierno comunista lanzó su Campaña Patriótica de Salud a nivel nacional, con carteles colgados en las escuelas que declaraban que “¡Los niños deben cultivar el hábito de beber agua hervida tres veces al día!”.

Y aún hoy, es difícil encontrar un chino sin termo en la mano y más difícil conseguir agua fría en los restaurantes. Los médicos aconsejan beber agua caliente sin importar la gravedad de la enfermedad del paciente, y aunque la popularidad de la medicina tradicional decae, beber agua caliente sigue siendo el vestigio más fuerte del pasado de China.

Si andas con antojo de una bebida caliente, entonces ten tu tarjeta de cliente frecuente a la mano y adquiere tus productos favoritos; formar parte de un programa de lealtad es muy sencillo y los beneficios son muchos.

Artículos recomendados