Datos útiles para el cuidado de tu piel

chica limpiando su rostro

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y de suma importancia ya que es la barrera externa que nos protegen de varias amenazas a nuestra salud e integridad.

Tiene la capacidad de renovarse cada determinado tiempo (de 20 a 30 días), sin embargo, es importante darle un mantenimiento digno como lo merece.

Un buen cuidado cutáneo (de la piel) implica cuatro pasos básicos: limpiar, tonificar, cuidar y proteger.

 Rutina para cuidado de tu piel

Limpiar

Una limpieza profunda es el primer paso para un cuidado cutáneo eficaz. La limpieza elimina la suciedad, el sudor, el sebo y el maquillaje, y mantiene el cuidado de tu piel pues ya limpia es capaz de absorber los componentes activos de los productos para el mismo cuidado.

Tonificar

El tónico elimina cualquier resto del limpiador y refresca la piel al tiempo que restablece su pH natural. El agua sola no limpiará tu cara, por eso deberás utilizar un surfactante (detergente que disuelve el agua y la grasa) para neutralizar la suciedad y eliminarla suavemente de tu piel, por lo tanto resulta sumamente importante elegir productos suaves para tu piel.

Proteger

La protección solar es importante en aquellos días en los que la piel queda expuesta a rayos UV nocivos, la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel. La mayoría de las cremas para la protección solar de día se presentan ya con un FPS de 15.

En lo personal, el protector solar avene me ha servido muy bien porque se adapta a mi tono de piel y no perjudica mi cutis que es particularmente sensible.

Cuidar

Los productos para el cuidado de tu piel deben hidratar y nutrir la piel. La hidratación no solo incrementa el contenido de agua de la piel, sino que protege y estimula la descamación ordenada (el proceso por el cual la piel desprende células muertas), dejando una percepción de piel lisa, suave y confortable. Numerosos productos para el cuidado también abordan y tratan problemas específicos como  piel sensible o con rosácea, por ejemplo.

¿Cómo elegir un producto apropiado para el cuidado de la piel?

Los productos para este tipo de cuidados deben adaptarse a tu tipo de piel y abordar cualquier problema concreto que puedas tener. La elección de un producto para el cuidado puede adaptarse también a la estación, cambios hormonales, tipo de piel, entre otras.

Ahora ya lo sabes, una limpieza sencilla no basta solo para tener una piel saludable y hermosa; es importante tomar todos los puntos anteriormente mencionados para el cuidado de tu piel. Estos son tips me han ayudado mucho en el cuidado de esta armadura personal que me protege y me mantiene vivo. ¡Ojalá te sirvan también!

Close