La hipertensión arterial o presión alta suele desarrollarse a lo largo de los años, incluso cuando ningún síntoma pueda parecer evidente. ¿Quieres saber más?

La medición de la presión arterial tiene en cuenta cuánta sangre está pasando a través de los vasos sanguíneos y la cantidad de resistencia que la sangre encuentra mientras el corazón bombea.

La presión arterial alta, o hipertensión, se produce cuando la fuerza de la sangre que empuja a través de los vasos es consistentemente demasiado alta.

Los vasos sanguíneos estrechos, también conocidos como arterias, crean más resistencia al flujo sanguíneo. Cuanto más estrechas sean las arterias, más resistencia habrá y mayor será tu presión arterial.

A largo plazo, el aumento de la presión puede causar problemas de salud, incluidas enfermedades cardíacas.

La hipertensión suele desarrollarse a lo largo de varios años. Por lo general, no notas ningún síntoma. Pero incluso sin ellos, la hipertensión puede causar daños en los vasos sanguíneos y los órganos, especialmente en el cerebro, el corazón, ojos y riñones.

La detección temprana es importante. Las lecturas regulares de la presión arterial pueden ayudarte a ti y a tu médico a notar cualquier cambio.

Si tu presión arterial está elevada, es posible que su médico le pida que revise su presión arterial durante unas semanas para ver si el número se mantiene elevado o vuelve a bajar a niveles normales.

El tratamiento de la hipertensión incluye tanto medicamentos recetados como cambios saludables en el estilo de vida. Si la afección no se trata, podría provocar problemas de salud, como un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular.

Cómo entender las lecturas de la presión arterial alta

Dos números crean una lectura de la presión arterial. La presión sistólica (número superior) indica la presión en las arterias cuando el corazón late y bombea sangre. La presión diastólica (número inferior) es la lectura de la presión en las arterias entre los latidos del corazón.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión?

La hipertensión es generalmente una condición silenciosa. Muchas personas no experimentarán ningún síntoma. La afección puede tardar años o incluso décadas en alcanzar niveles lo suficientemente graves como para que los síntomas se hagan evidentes.

Algunos síntomas son:

  • Lavado
  • Manchas sanguíneas en los ojos (hemorragia subconjuntival)
  • Mareos

Este tipo de hipertensión se desarrolla con el tiempo, algunos factores son:

  • Genes: algunas personas están genéticamente predispuestas a la hipertensión.
  • Edad: las personas mayores de 65 años tienen más riesgo de hipertensión.
  • Raza: los individuos negros no hispanos tienen una mayor incidencia de hipertensión.
  • Vivir con obesidad: vivir con obesidad puede provocar algunos problemas cardíacos, incluida la hipertensión.
  • Alto consumo de alcohol: las mujeres que suelen tomar más de una bebida al día, y los hombres que toman más de dos bebidas al día, pueden tener un mayor riesgo de hipertensión.
  • Vivir una vida muy sedentaria: los niveles más bajos de condición física se han relacionado con la hipertensión.
  • Vivir con diabetes y/o síndrome metabólico: las personas diagnosticadas con diabetes o síndrome metabólico tienen un mayor riesgo de desarrollar hipertensión.
  • Alta ingesta de sodio: hay una pequeña asociación entre la ingesta diaria alta de sodio (más de 1,5 g al día) y la hipertensión.

Medicamentos

Muchas personas pasan por una fase de ensayo y error con medicamentos para la presión arterial. Es posible que tu médico deba probar diferentes medicamentos hasta que encuentre uno o una combinación que funcione para ti.

Los medicamentos para la hipertensión se consiguen normalmente en las farmacias de tu confianza, pero es importante que siempre los adquieras bajo receta médica para evitar automedicarte y tomar las dosis incorrectas.

Este 2022 puedes aprovechar las ofertas hot sale que diferentes farmacias tienen preparadas para ti, además de jugosas promociones para que puedas ahorrar en tu siguiente receta.

¡Pero ojo! Las ofertas hot sale están disponibles por tiempo limitado, así que intenta no dudarlo tanto antes de hacer tu lista de todo lo que necesitas.

Algunos de los medicamentos utilizados para tratar la hipertensión incluyen:

  • Betabloqueantes
  • Diuréticos
  • Inhibidores de la ECA
  • Bloqueadores de los receptores de la angiotensina II (ARA
  • Bloqueadores de los canales de calcio
  • Agonistas alfa-2

Artículos recomendados