Señales de un bebé hambriento

Bebé y biberon

Como padres, es normal medir la nutrición de tu bebé, los biberones a medio terminar son preocupantes y los vacíos son motivo de celebración. ¡Sigue estas señales para identificar un bebé hambriento! 

Ya sea que hayas seleccionado leche en polvo o la leche materna, estar pendiente del desarrollo de tu pequeño es clave para su crecimiento.

Aquí te mostraremos algunas de las preguntas más frecuentes sobre alimentación para tu pequeño.

¿Cuánto debe comer mi bebé?

Durante el primer mes de vida, tu recién nacido debería alimentarse entre ocho y 12 veces al día. ¡Es un bebé hambriento en su mero apogeo! 

Si tienes la sensación de que estás amamantando a tu bebé con más frecuencia que una amiga tuya que ha optado por leche en polvo, es posible que así sea.

¿Por qué? Porque la leche materna se digiere con más facilidad que la leche en polvo, lo que significa que avanza más deprisa por el sistema digestivo del bebé y, consecuentemente, tarda menos tiempo en tener hambre.

Alimentación según las señales de hambre

Los bebés tienen barrigas muy pequeñas que no pueden contener mucha comida.

Esto significa que necesitan comer con frecuencia, pero también significa que el llenado excesivo de sus vientres puede desencadenar pañales, regurgitaciones regulares, irritabilidad y problemas para dormir.

¿Debo poner a mi bebé en un horario de alimentación?

Si bien alguna rutina regular puede ser algo bueno, los horarios que son demasiado rígidos en realidad pueden hacer más daño que bien.

Te recomendamos que si no estas amamantando a tu bebé puedes hacerlo con ayuda de una fórmula para que así tu pequeño pueda obtener una buena alimentación y no tengas un bebé hambriento.

Cuando prestas demasiada atención al reloj, es posible que te pierdas las señales de tu bebé que te dicen que tienen hambre o están llenos.

Leche en polvo para bebés

¿Cómo me aseguro de que mi bebé reciba la nutrición necesaria?

Ahora que tu pequeño se alimenta de acuerdo con las señales de hambre, también debes prestar atención a dos cosas: las tablas de crecimiento pediátrico y los pañales de tu bebé.

Ambos pueden brindarle la seguridad de que tu bebé está recibiendo la cantidad adecuada de nutrición.

Las grandes fluctuaciones en la posición de tu bebé en la tabla de crecimiento pediátrico, según lo determinado a través de visitas periódicas al médico de tu bebé, pueden indicar una alimentación insuficiente o excesiva.

Si optas por darle biberón a tu pequeño, es importante tomar en cuanta algunos hacks para limpiar biberones. los cuales te podrán servir para la limpieza más segura.

Es importante que pongas atención en la señales de u bebé hambriento para evitar que tu pequeño sufra por una mala alimentación.

 

 

Close