Tener dolores musculares uno o dos días después de un entrenamiento intensivo o un ejercicio riguroso es normal, especialmente si estás aumentando la intensidad de tu ejercicio o estás comenzando un nuevo deporte o ejercicio.

La buena noticia es que una vez que tu cuerpo se acostumbre al nuevo deporte o ejercicio, experimentarás poco o ningún dolor muscular.

Experimentar dolor muscular severo durante un entrenamiento también podría ser una señal de que tienes una tensión o una lesión musculares, lo cual podrás aliviar con una dosis de ketorolaco adecuada a tu tipo de cuerpo.

Aquí te damos los mejores consejos para aliviar el dolor muscular:

Usa una bolsa de hielo

Si se trata de una lesión aguda, o si notas hinchazón del área muscular o articular y sientes calor, envuelve una compresa de hielo en una toalla delgada y colócala en los músculos adoloridos durante aproximadamente 15 minutos.

Si no hay hinchazón y los músculos están adoloridos por el ejercicio, aplica una compresa de calor durante 15 minutos para aumentar la circulación sanguínea.

Masaje muscular

chica dando masaje muscular - Alivia el dolor muscular

Un masaje de punto gatillo o deportivo ayudará a relajar los músculos adoloridos y a aliviar el dolor muscular.

Hay personal capacitado para realizar este tipo de masaje, ya que tienen que saber qué técnica implementar para no lastimarte más de la cuenta, como las terapias alternativas.

Estirar, estirar, estirar

Estira los músculos durante unos 10 minutos después de un entrenamientoriguroso para evitar el dolor muscular. Y antes de hacer ejercicio, recuerde calentar el cuerpo con movimientos simples como movimientos de brazos y marcha en el lugar, o comience a caminar lentamente y aumente gradualmente el ritmo.

Hacer ejercicios ligeros (como caminar, nadar)

No dejes de hacer ejercicio por completo. El hecho de que experimentes dolor muscular después de un entrenamiento es una señal de que tus músculos se han estirado y lentamente se están fortaleciendo.

Al usar tus músculos (con actividad ligera), puedes acelerar la eliminación de la acumulación de ácido láctico.

Tomar un baño tibio

Un baño tibio puede aflojar los músculos tensos y aumentar la circulación sanguínea, proporcionando un alivio temporal.

Al bañarte con agua tibia en la noche, sentirás una sensación de relajación profunda que hará que experimentes un gran sueño profundo. En pocas palabras, ¡descansarás como nunca!

Si sigues alguno de estos tips verás como desaparece el dolor muscular poco a poco. Recuerda que entre más te muevas, menos dolor sentirás. ?

Artículos recomendados